Como siempre recomiendo es básico ser flexible en cuanto a fechas y destino para que un viaje de este tipo pueda salir lo mas económico posible. Por el hecho de ser un viaje de dos meses y transoceánico se debe intentar ahorrar desde el primer momento, y eso pasa por los vuelos y por el cambio de divisa.

Este viaje tuvo varios contratiempos en relación a las fechas. En un primer momento se planeó ir en mayo de 2016 y durante un mes aproximadamente. Por motivos ajenos al viaje no se pudo hacer en esa fecha y se pensó en ir en Agosto, en plena temporada alta. Debido al incremento de precios en esas fechas se pensó en reducir el tiempo de viaje a dos semanas. Pero en el momento de empezar a hacer las reservas, me di cuenta que tenía el pasaporte caducado. En ese momento ya pensé que ese viaje estaba gafado, pero nada mas lejos de la realidad, todo ello sirvió para que finalmente el viaje se hiciera por un tiempo de dos meses y por mucho menos dinero que si hubiera ido en agosto solo dos semanas. La clave estubo en la flexibilidad de fechas y que durante esos meses (desde mayo de 2016 hasta octubre de 2016) el peso mexicano se devaluó aun mas de lo que ya se había devaluado en el último año.

Debido a que desde mayo ya estaba planeando el viaje y finalmente se hiciera en octubre, me permitió reservas los vuelos con casi 3 meses de antelación, algo que también supuso un ahorra muy importante. Por lo tanto siempre debemos tener en cuenta estos factores: ir de viaje en temporada baja, reservar los vuelos entre 2 y 5 meses antes de la salida e ir a paises con su moneda mas devaluada de lo habitual. Teniendo en cuenta estos 3 factores, mi viaje de dos meses a México salió un 25% mas barato que el mismo viaje de solo dos semanas en agosto. Mucho mas tiempo por mucho menos dinero.

Debido a que finalmente decidí estar de viaje durante dos meses, pensé en hacer una escala en USA o alguna isla del Caribe pues tenía tiempo suficiente para visitar otro país. El primer pais que consideré fue Guatemala, pues hace frontera con Mexico. La sorpresa fue ver que ir a Mexico haciendo escala en Guatemala era mas barato que un vuelo directo de España a Mexico. Inform´ndome en Internet, efectivamente los trayectos haciendo escalas salen mas baratos que con vuelos directos, esto es debio a que las aerolineas le dan más valor a un vuelo directo pues resulta mas cómodo para el viajero r lo que sale mas caro que haciendo el mismo trayecto con escalas. En mi caso la diferencia fue de 200€, una cantidad que suponia un 30% de ahorro respecto a un vuelo directo y que además me permitió pasar unos días en Miami, que fue la escala que finalemnete decidií hacer

error: Content is protected !!